La Herencia de la Mujer en el Islam

La Herencia de la Mujer en el Islam

El Islam considera que la mujer y el hombre tienen igualdad de derechos, como por ejemplo: Trabajar y devengar, tener propiedades y heredar uno del otro.

El Sagrado Corán dice:

﴿ لِلرِّجالِ نَصِيبٌ مِمَّا تَرَكَ الْوالِدانِ وَ الأَْقْرَبُونَ وَ لِلنِّساءِ نَصِيبٌ مِمَّا تَرَكَ الْوالِدانِ وَ الأَْقْرَبُونَ مِمَّا قَلَّ مِنْهُ أَوْ كَثُرَ نَصِيباً مَفْرُوضاً ﴾

«Los hombres reciben una parte de lo que los padres y parientes más cercanos dejen; y las mujeres reciben una parte de lo que los padres y parientes más cercanos dejen. Poco o mucho, es una parte determinada». (4:7)

Esta aleya directamente dice que las mujeres también, al igual que los hombres reciben herencia y tienen una parte determinada.

La aleya de la herencia fue revelada en la época en que la mujer en el mundo, en especial entre los árabes de la era de la ignorancia, carecía de valor y rango. En esa era los hombres se avergonzaban al escuchar que habían tenido una hija, y muchas veces enterraban vivas a las inocentes niñas. Los bienes del muerto sólo los heredaban los hijos varones, o el primogénito, y privaban a las hijas de ésta, a menos que el padre hubiese determinado algo para ellas en su testamento, o el hermano diese algo a la hermana por compasión.

Por ello, cuando la aleya de la herencia fue revelada y para las mujeres fue determinado también un monto de ésta, algunos se sorprendieron de esa ley islámica.

Imâm Fajr Râzî con respecto al motivo de la revelación de esta aleya dice:

"Ibn 'Abbâs relata que Âwus Ibn Zâbit Ansârî falleció y dejó a su esposa y tres hijas. Luego dos de sus primos llamados Suwaîd y 'Urfaÿah que eran sus albaceas se presentaron y llevaron todas sus pertenencias. La viuda de Âwus fue a ver al Mensajero de Dios (BP) y le platicó lo sucedido y dijo: "Los dos albaceas de Âwus no nos dieron nada a mi ni a mis hijas". El Mensajero de Dios (BP) dijo: "Regresa a tu casa, a ver que orden me llega de Dios". Después de esto fue revelada la aleya que estamos tratando e indica que los hombres y las mujeres reciben herencia".[78]

Así es, el Islam en una época como la descrita, al traer la ley de de la herencia para la mujer, le dio valor ubicándola al mismo nivel que el hombre. La parte de herencia determinada en las leyes islámicas que recibe la mujer es la mitad que la del hombre.

Dios, Altísimo sea, en el Sagrado Corán dice:

﴿يُوصِيكُمُ اللَّهُ فِي أَوْلادِكُمْ لِلذَّكَرِ مِثْلُ حَظِّ الأُْنْثَيَيْنِ فَإِنْ كُنَّ نِساءً فَوْقَ اثْنَتَيْنِ فَلَهُنَّ ثُلُثا ما تَرَكَ وَ إِنْ كانَتْ واحِدَةً فَلَهَا النِّصْفُ وَ لأَِبَوَيْهِ لِكُلِّ واحِدٍ مِنْهُمَا السُّدُسُ مِمَّا تَرَكَ إِنْ كانَ لَهُ وَلَدٌ فَإِنْ لَمْ يَكُنْ لَهُ وَلَدٌ وَ وَرِثَهُ أَبَواهُ فَلأُِمِّهِ الثُّلُثُ فَإِنْ كانَ لَهُ إِخْوَةٌ فَلأُِمِّهِ السُّدُسُ مِنْ بَعْدِ وَصِيَّةٍ يُوصِي بِها أَوْ دَيْنٍ آباؤُكُمْ وَ أَبْناؤُكُمْ لا تَدْرُونَ أَيُّهُمْ أَقْرَبُ لَكُمْ نَفْعاً فَرِيضَةً مِنَ اللَّهِ إِنَّ اللَّهَ كانَ عَلِيماً حَكِيماً ﴾

«Dios os ordena lo siguiente en lo que toca a vuestros hijos: que la porción del varón equivalga a la de dos hijas. Si éstas son más de dos, les corresponderán dos tercios de la herencia. Si es hija única la mitad. A cada uno de los padres le corresponderá un sexto de la herencia, si deja hijos; pero, si no tiene hijos y le heredan sólo sus padres, un tercio es para la madre. Si tiene hermanos, un sexto es para la madre. Esto, luego de satisfacer sus legados o deudas. De vuestros ascendientes o descendientes no sabéis quiénes os son más útiles. Ésta es obligación de Dios. Dios es omnisciente, sabio». (4:11)

Desde el punto de vista del Islam el hijo recibe el doble de la herencia de los padres que la hija. El hermano el doble que la hermana (de lo que se heredan entre sí mismos). El esposo el doble de lo que recibe la esposa (de lo que se heredan entre sí mismos). El padre o la madre del difunto, cada uno de ellos recibirán 1/6 en forma igual de la herencia del hijo (y el resto se divide entre los demás herederos según la ley islámica).

Pregunta

Han criticado la ley de la herencia y dicho: ¿Por qué se ha discriminado a la mujer y su parte de la herencia ha sido determinada como la mitad de la que recibe el hombre? ¿No es una opresión y discriminación?

Respuesta

Como respuesta debemos decir que la parte de la herencia de la mujer y el hombre así como la diferencia en ésta, no debe ser separada de las demás leyes y reglas correspondientes y discutir y juzgar por separado este asunto. Es cierto que el Islam respecto a la herencia hizo diferencia entre la mujer y el hombre, pero esta diferencia fue echa con objetividad ya que el hombre tiene a su cargo la responsabilidad financiera de la familia. En la ley islámica el hombre debe regalar algo a la mujer como dote, todos los gastos de la mujer y los hijos también son responsabilidad del hombre, el hombre sin otra alternativa tiene que trabajar arduamente y cubrir todos los gastos de la vida. Pero la mujer no tiene la obligación de trabajar ni de hacerse cargo de estos gastos, inclusive si ella misma posee alguna riqueza no está obligada a utilizarla en su vida, sino que puede ahorrarla, y le pertenecen sólo a ella los bienes que recibe a través de su trabajo, la dote, regalo, herencia o por cualquier otro camino legal, y puede ahorrar todo esto. Contrario al hombre que desde el punto de vista religioso y legal tiene que, además de pagar la dote, hacerse cargo de todos los gastos suyos, de su esposa y de todos los miembros de la familia.

Por lo tanto, la mujer es socia en todos los bienes de su esposo y también en la herencia que éste recibe, y en forma indirecta está a su disposición. Mientras que la herencia que recibe la mujer puede quedar intacta para ella. Tomando en cuenta esta situación, el Islam quiso ayudar al hombre a través de la ley islámica de la herencia.

Poniendo atención a estos temas, ¿acaso puede decirse que se ha discriminado a la mujer en la ley islámica de la herencia?

Si este asunto se analiza con justicia, se aceptará que no solo no se ha discriminado a la mujer sino que se le ha apoyado. En las narraciones se ha mencionado también esta razón.

El Imâm Ridâ (P) dijo:

"La causa por la cual la mujer lleva la mitad de herencia que el hombre, es porque cuando contrae matrimonio recibe la dote por parte del hombre. En cambio el hombre tiene la obligación de dar y por ello la parte de herencia que recibe es mayor. Otra razón es que la mujer recibe el apoyo financiero del hombre y para ella no es obligatorio cubrir los gastos del hombre ni tampoco ayudarle en caso necesario. Por esta razón la parte de herencia que lleva el hombre es mayor. Dios Todopoderoso a este respecto dice:

﴿ الرِّجالُ قَوَّامُونَ عَلَى النِّساءِ بِما فَضَّلَ اللَّهُ بَعْضَهُمْ عَلى بَعْضٍ وَ بِما أَنْفَقُوا مِنْ أَمْوالِهِمْ ﴾

«Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Dios ha dado a unos más que a otros y de los bienes que gastan ». (4:34)".[79]

Hishâm Ibn Sâlim relata:

"Ibn Abi Al 'Uwÿâ' dijo a Ahwal: "¿Por qué la mujer débil (o sea pobre) lleva una parte de herencia pero el hombre rico dos partes?" Hishâm relata: "Yo hice esta misma pregunta al Imâm As-Sâdiq (P), en respuesta dijo: "Para la mujer no es obligatorio para el diye 'âqilah[80] el nafaghah (apoyo financiero), hacer yihâd (guerra santa) y otras cosas, sino que este tipo de gastos son obligatorios para el hombre. Por ello el hombre recibe dos partes de la herencia y la mujer una".[81]

 

 

[78]- Tafsîr Kabîr, t.9, p.194.
[79]- Bihâr Al-Anwâr, t.104, p.326.
[80]- N.T. Se le llama diye 'âqilah a la multa que debe pagar el hombre que haya matado a una persona por accidente. Esta multa no le corresponde a la esposa sino al padre, hermano o familiar del hombre.
[81]- Bihâr Al-Anwâr, t.104, p.327.